No cabe la menor duda de que este gato negro se las sabe todas. Sabe que al otro lado de la valla viven dos grandes y gigantescos pitbulls xxl, pero eso no le achanta y decide burlarse de ellos pasando su mini patita por debajo de la verja. Al final, llevan tanto tiempo así que son buenos amigos y lo único que hacen es jugar.